martes, 16 de julio de 2019

Claves para un hogar más sostenible y confortable este verano

¿Tu hogar está preparado para afrontar las altas temperaturas y promover un consumo responsable de energía? Ante la ola de calor, no sólo se trata de hacer un uso prudente del aire acondicionado; hay otros aspectos, como invertir en un buen aislamiento o introducir pequeños cambios de hábitos, que son clave para conseguir una casa sostenible y confortable en la época estival.
El cambio climático está a la orden del día y actualmente los edificios consumen el 30% de la energía mundial y generan el 28% de las emisiones de carbono. Por lo tanto, es necesario contribuir con la reducción del consumo de energía modificando la estructura y composición de los edificios, para que así mejore también la calidad de vida de las personas que habitan en ellos.
Estas son algunas pautas para valorar si tu casa cumple con las condiciones adecuadas de sostenibilidad y bienestar y no sufrir cuando llegue la factura a final de mes.
1. ¿Ya conoces las ventajas de aislar tu hogar?
Son numerosos los beneficios que aporta el aislamiento de los elementos envolventes de un edificio, y uno de los materiales más eficientes es la lana de roca.  Se trata de un recurso natural y abundante en el planeta que ofrece numerosas ventajas para la protección de tu vivienda, como el aislamiento térmico. Su aplicación permite mantener una temperatura agradable tanto en verano como en invierno, lo que conlleva un menor gasto energético. Se calcula que el aislamiento de lana de roca podría contribuir con el ahorro de 660 millones de toneladas de carbono en Europa a través de la rehabilitación de los edificios.
Al controlar también los niveles de humedad, este material protege la calidad del aire interior y por consiguiente nuestra salud en el hogar, ya que evita la aparición de hongos en techos y paredes, cuya presencia es muy frecuente sobre todo en las viviendas que se encuentran cerca del mar. Además, la lana de roca ofrece otras relevantes prestaciones como son la protección contra el fuego -ya que soporta temperaturas superiores a 1000ºC-, el aislamiento acústico -bloquea, absorbe y mejora los sonidos- y un rendimiento más duradero y rentable de los materiales utilizados, todo ello combinado con una amplia gama de acabados estéticos, etc.
2. Comprueba que las puertas y ventanas cierren bien
¿Sabías que la entrada y salida del calor a través de las aberturas es la causante de un 25% a 30% de la energía utilizada en los hogares? Tener una casa hermética dificultará que las condiciones del exterior alteren la temperatura del hogar. De esta manera, la vivienda necesitará menos energía para enfriarse durante el verano, de modo que ayudará a reducir el consumo energético, y mantendrá la frescura.
3. Añade elementos para reforzar el aislamiento de las ventanas
Puedes aplicar masillas o burletes para que no se produzcan fugas de aire e instalar cubiertas -toldos o persianas- para reducir el calor que se genera en tu hogar. En caso de reformar por completo la arquitectura y diseño de las ventanas, será importante que escojas aquellas que incluyan etiquetas de eficiencia energética, ya que consumen menos. Las de baja emisividad no dejan que el calor externo entre en tu casa y permiten la reducción entre un 30% y 50% del consumo de energía de la vivienda.
4. Rincones olvidados de la casa que también absorben el calor
Aunque las puertas y ventanas de tu hogar cierren correctamente, existen otras zonas de la fachada o el tejado en las que es más susceptible el acceso del calor. Se las conoce como puentes térmicos y no solo nos afectan en invierno, cuando el calor escapa del hogar, sino que también actúan como absorbentes del calor que procede del exterior. En ambos casos se produce un mayor consumo de energía ya que obliga a la calefacción o al aire acondicionado a realizar un mayor esfuerzo para trabajar contra dichas entradas y salidas de aire. Un sistema de aislamiento con lana de roca es una medida acertada para reducirlos o eliminarlos por completo, ya que se trata de un material de baja conductividad térmica.
5. Aprovecha la luz solar durante el día
Incluso en verano, cuando las horas de sol son más prolongadas que en invierno, tendemos a utilizar la electricidad para desempeñar las actividades que realizamos durante el día. El horario estival supone toda una ventaja para el ahorro energético y económico, así que, si aprovechemos las horas de sol para realizar tareas como ordenar o cocinar, conseguiremos reducir la factura a final de mes.
6. Desenchufa los aparatos que no se estén usando
Se tiende a pensar que cuando los aparatos electrónicos están apagados y enchufados no suponen un derroche energético, pero nada más lejos de la realidad. Se conoce como consumo fantasma al gasto que producen estos dispositivos cuando permanecen conectados a la red y en standby. Aunque no suponga una cifra muy elevada en el consumo total del hogar, se aconseja desconectar regletas, ordenadores y televisores apagados, cargadores enchufados sin el móvil, etc. Con este cambio de hábitos en el hogar, conseguiremos reducir significativamente la factura a final de mes.
7. Si te vas de vacaciones, dale un descanso a tu nevera
Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), la nevera es el electrodoméstico que más consume dentro del hogar al estar trabajando 24 horas los 365 días del año, así que conviene seguir algunas recomendaciones para reducir su consumo de energía cuando nos vamos de vacaciones.
Hay que tener en cuenta el período en que te vas a ausentar. Si van a ser pocos días, no es necesario que cambies la configuración de tu nevera, pero sí te aconsejamos que revises la fecha de caducidad de tus alimentos para consumirlos con anterioridad. En caso de que vayas a estar fuera de casa durante más de una semana, se recomienda activar el modo vacaciones y vaciar la nevera de todos los productos que se puedan estropear -como carnes, pescado o fruta-. Si nuestro electrodoméstico no dispone de esta opción, es recomendable dejarlo en el mismo nivel de refrigeración. Si tienes en cuenta estos aspectos no solo disfrutarás de un hogar en condiciones sostenibles y eficientes, sino que también ahorrarás dinero a largo plazo además de proteger el medio ambiente.  
Caso de éxito: Vivienda Lambert
 Ubicada en la costera localidad de Salobreña (Granada), la Vivienda Lambert es la segunda residencia de una familia suiza y está diseñada con altos criterios de confort, sostenibilidad y eficiencia energética.
Su arquitecto, Antonio Rodríguez, se decantó por aislar la casa por el exterior con los sistemasREDArt y REDAir de ROCKWOOL. Aislar la envolvente del edificio con estas técnicas permite eliminar posibles puentes térmicos en forjados y otros puntos críticos del edificio y, por tanto, mejorar las prestaciones térmicas y acústicas, así como obtener una mayor protección en caso de incendio. Además, la lana de roca es un material que actúa como barrera ante la humedad, elemento clave en viviendas cerca del mar.

jueves, 13 de junio de 2019

Jornadas sobre el “Presente y futuro de la madera"


El miércoles 19 de Junio, desde las 09:00 horas, tendrán lugar en el Instituto Torroja unas jornadas sobre el Presente y Futuro de la Madera organizadas por la Universidad Nebrija, el Instituto Eduardo Torroja y el INIA, que organizan con la colaboración del COAMAITIMFINSA y GBCe.

Actualmente, con las directivas europeas en materia de sostenibilidad y eficiencia energética, la madera se incorpora de nuevo en países como España, que la tenían denostada como material de construcción, al escenario constructivo. A la luz de las conclusiones de diversos proyectos, la formación de arquitectos y prescriptores es una de las carencias más patentes en nuestro país. 

En esta jornada se analizará la evolución de la madera como material de construcción. Además de analizar las ya conocidas ventajas de este material desde el punto medioambiental y tratar de transmitir a los proyectistas las claves de su correcta utilización, la jornada tratará de productos muy tecnológicos, como el CLT, que el sector de la madera pone a disposición de los profesionales y mostrará algunos ejemplos de su utilización.
Es un evento en el que se contará con la presencia de profesionales del ámbito de la investigación y del profesional, en el que se verán ejemplos reales del uso de la madera y sus productos técnicos en la actualidad, y mostrará una perspectiva del uso futuro que se plantea con este material. La jornada está abierta a arquitectos, ingenieros, personas vinculadas al proceso constructivo, y todas aquellas personas que tengan interés en el material.

viernes, 24 de mayo de 2019

El edificio en madera más alto de España recibe el premio BBConstrumat 2019 de Arquitectura



El proyecto de viviendas sociales en madera La Borda (Barcelona) ha obtenido el Premio de Arquitectura 2019 de la última edición de la Barcelona Building Construmat (BBConstrumat), que se ha celebrado en la capital catalana esta semana (14-17 de mayo) por su innovadora apuesta por la construcción en madera y su dimensión ética al abrir “un camino alternativo” a la visión elitista de la arquitectura.


El proyecto ha contado con el apoyo de Egoin y ha supuesto un hito en el sector de la construcción en España al levantar el edificio de viviendas en madera más alto hasta el momento. Con 25,5 metros de altura, La Borda lo conforman 28 viviendas de protección oficial construido en el antiguo recinto fabril de Can Batlló de Barcelona. Para su construcción se han utilizado 660 metros cúbicos de paneles CLT y 40 metros cúbicos de madera laminada de especie radiata de los bosques cercanos a Egoin.
El jurado de los premios, comisionado por la Fundació Mies van der Rohe, ha destacado cómo “los objetivos climáticos, sociales y medioambientales, han liderado un inteligente proceso de toma de decisiones evitando que los gestos formales, compositivos o disciplinares mermaran las oportunidades de intensificación del uso del espacio”.
A la vez, considera que La Borda es un buen referente para entender que “innovaciones como la construcción industrializada en madera debe producirse como respuesta a un programa social participativo”.

Desde Egoin, el Premio se considera un buen reconocimiento al trabajo realizado desde que hace 30 años se pusiera en marcha con el propósito de crear soluciones innovadoras para la construcción en madera tanto para viviendas tradicionales (caseríos) como para edificios singulares. Y aprovecha el premio para actualizar su compromiso con la sostenibilidad, el uso de madera KM0 y la innovación. Un reconocimiento muy esperado y por el que están muy agradecidos.

viernes, 17 de mayo de 2019

Alerce de Siberia


Hemos traído para stock un producto nuevo para revestimientos de exterior: Decking y friso de Alerce de Siberia. 

El alerce siberiano es, entre los árboles de coníferas, una madera muy apreciada por sus cualidades de dureza, impermeabilidad y durabilidad. 

El alerce tiene una clase de uso 3, es decir, puede estar permanentemente expuesto a la intemperie (pero no en contracto directo con el suelo).

Además, es muy valorada debido a que sus granos y círculos de crecimiento son particularmente estrechos y su contenido natural de fungicida maximizan estas características.

martes, 30 de abril de 2019

Cinco grandes mitos de la madera en construcción


La madera es un material muy controvertido a la hora de su uso en construcción. Muchas personas siguen teniendo ideas muy equivocadas de cómo se comporta la madera como material estructural, a pesar de haberse empleado en todo tipo de estructuras y edificios desde los inicios de la construcción. Hoy queremos romper cinco grandes mitos que existen sobre la madera y su uso en edificación.
1. La madera tiene escasa estabilidad dimensional
Es verdad que la madera, al ser un material con naturaleza higroscópica, reacciona ante los cambios de humedad, lo que puede conducir a variaciones volumétricas en anchura y espesor. Esto puede parecer algo alarmante a la hora de construir una estructura, sin embargo, no es un obstáculo difícil de salvar ni nunca a lo largo e la historia lo ha sido. Para evitar cualquier problema que pueda ocasionar la humedad en una estructura de madera hay que utilizar madera con mayor estabilidad dimensional (o madera transformada como tableros, madera laminada y contralaminada…) con un contenido de humedad adecuado y emplear soluciones constructivas que contemplen el movimiento de la madera en función de las condiciones climáticas del lugar, procurando que la estructura tenga una ventilación adecuada. Teniendo esto en cuenta, podemos afirmar que la madera es en un material de alta estabilidad dimensional.
2. La madera no es un material duradero
La madera lleva empleándose en la construcción durante siglos, y el posible efecto que puede tener cualquiera de estos agentes degradadores está hoy en día más que solventado. Si la madera está seca y ventilada, y tiene una durabilidad natural alta pasará mucho tiempo antes de notar mínimamente los posibles efectos de una degradación. Además, en la era de avance tecnológico en la que vivimos, se han desarrollado poderosas soluciones químicas que funcionan como protectores de la madera y que son capaces de elevar la durabilidad de este material de manera exponencial.
3. La madera no tiene resistencia al fuego
El comienzo del uso de la madera como combustible viene también desde mucho tiempo atrás. Es por eso por lo que enlazamos las ideas madera y fuego con mucha facilidad. Pero la situación más descriptiva de como funciona la madera ante el fuego es precisamente una chimenea. Si alguna vez has intentado encender una estufa, una chimenea o una hoguera, habrás observado que primeramente es necesario encender combustibles más finos, como cartones, papeles u otras cosas que ardan con mayor facilidad, ya que si intentas prender un tronco directamente te resultará imposible. A continuación, tienes que someter a los leños más delgados a una larga exposición de ese fuego para que empiecen arder, y a su vez les transmitan este calor a las piezas de leña de mayor dimensión durante el tiempo suficiente para que estas últimas también se quemen. Es más, una vez tienes la hoguera prendida, observarás que la leña de mayor dimensión se consume muy despacio y durante un periodo de tiempo muy prolongado. Pues bien, ¿por qué entonces sigue existiendo la idea de que si encendemos una cerilla en un edificio de madera este será pasto de las llamas en menos de dos minutos?
Lo cierto es que la realidad es muy distinta. La madera es un material que contiene cierto porcentaje de humedad. Esto sumado a su baja conductividad térmica provoca que el fuego tarde mucho en avanzar hacia el interior de la madera. Además, la madera también contiene carbono, por lo que al comenzar a quemarse se produce una carbonización en la superficie que se traduce en un aumento del aislamiento térmico y una ralentización en su combustión. Cabe añadir que el comportamiento que tiene la madera frente al fuego está muy estudiado, por lo que es fácil predecir su comportamiento y actuar en consecuencia.
Te dejamos este video donde se prueba en laboratorio el comportamiento de varias ventanas frente al fuego; aluminio, PVC y madera. Los resultados son sorprendentes: https://www.youtube.com/watch?v=eHy1PTgoFfw
4. La madera no es un material moderno
La idea que tenemos de la madera está muy encasillada por la larga tradición en construcción que ha tenido. Considerarla un material antiguo o de o una era pasada es una afirmación bastante injusta ya que se ha ido adaptando a cada etapa y desafiando los límites de lo imposible con el avance de la arquitectura. Pero, independientemente de ser una prueba latente de adaptabilidad y superación, la madera está constantemente reinventándose. En la actualidad se han desarrollado muchos materiales derivados de la madera que van más allá de la madera “tradicional”, adecuándose a todos los estilos arquitectónicos imaginables.
5. La madera es un material de construcción pobre
La madera es un material que parece haber quedado relegado a segunda categoría. Existe una idea generalizada de que la madera es poco habitual en construcción, e incluso indigna de ese uso, como si los edificios de madera fueran de “edificioes de baja gama”. Sin embargo, la madera es un material perfectamente competitivo en el mercado de la construcción que ha demostrado a lo largo del tiempo y los siglos su buena respuesta. Un ejemplo de ello son los países del norte donde la cultura forestal es muy amplia y la madera se considera el principal material en la construcción. La madera es el material en alza por su origen natural, sus propiedades le hacen el material más cuidadoso con el medio ambiente y está en alza. De hecho, los arquitectos y diseñadores buscan en su calidez dar el toque de modernidad y sostenibilidad que otros materiales no pueden suplir. Ya se fabrican edificios completos con madera de varias alturas.

lunes, 15 de abril de 2019

CEDRIA presenta su barniz intumescente que garantiza hasta 120 minutos de resistencia al fuego

Bajo la acción del calor o la llama, el nuevo CEDRIA Barniz Intumescente B-19 en base agua desarrolla una espuma aislante y protectora de baja conductividad térmica que aísla al soporte de madera de la transmisión térmica, evita la acción destructiva del fuego y la formación de humos tóxicos y nocivos.


Cedria Barniz Intumescente B-19 al agua está certificado según norma EN 1363-1:2012, que garantiza una resistencia al fuego de 45 a 120 minutos en ensayos sobre madera. 

Frente a otras opciones existentes y gracias a su innovadora formulación, Cedria Barniz Intumescente B-19 está exento de compuestos halogenados. De este modo, se evita la formación de gases tóxicos en caso de incendio.
Esta característica preservará la salud y la seguridad de las personas, un factor fundamental cuando hablamos de seguridad, en especial en espacios públicos.